Ignorando el tabú, disparó la flecha contra el “hermano de los árboles”. Herido, el primate escapó a lo profundo del bosque. El cazador siguió el rastro de hojas almibaradas en sangre. Al llegar la noche, cansado, se detuvo a dormir bajo un árbol. Soñó con una mujer desnuda de vientre abultado que le suplicó: “Antes de irme para siempre, tienes que hacerme un favor. Mañana, al amanecer, cumplirás mi postrero deseo”. El hombre despertó sobresaltado por un gran peso en el corazón. Con sus últimas fuerzas, la hembra de mono le había acercado su cría recién nacida que se aferraba al pecho del hombre en busca de calor.
Malvadisco
20 de Febrero 2017 / 23:01

La despedida de una madre 20 de Febrero 2017 / 23:01
Malvadisco
         Considerar esta versión, por favor, sr tallerista 21 de Febrero 2017 / 08:42
         Malvadisco
                  TALLER22 de Febrero 2017 / 02:58
                  el aguila descalza
                           Corrección de La despedida de una madre22 de Febrero 2017 / 08:37
                           Malvadisco
                                    Otra corrección.Tomar en cuenta. 22 de Febrero 2017 / 09:25
                                    Malvadisco
                                             TALLER02 de Marzo 2017 / 02:54
                                             el aguila descalza

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.