Cuando se enteró de su infidelidad, enfureció y quiso deshacerse de ellos. Entonces, tomó el cuchillo y descargó toda su ira e impotencia. A cada golpe, la envidia de no haber logrado lo que otro sí consiguió y el complejo de culpa irían desapareciendo, hasta que la mesa quedó inservible.
el efante
10 de Noviembre 2016 / 16:43

El adiós 10 de Noviembre 2016 / 16:43
el efante
         Taller14 de Noviembre 2016 / 19:13
         Dakiny

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.