—Señora Penélope, pasado tanto tiempo de la desaparición de su esposo, no puedo garantizarle una pronta resolución del caso, pero sí me comprometo a investigar a fondo y a proporcionarle un informe detallado y completo de las actividades de su marido y de sus socios, así como de sus empresas en todo el territorio, incluido Creta, las Cícladas y el Peloponeso.

La mujer elegantemente vestida, se despide y cierra tras ella la puerta de cristales esmerilados, en la que reza: “Homero, Investigador Privado”.
Moebius
17 de Marzo 2017 / 01:28

El detective ciego 17 de Marzo 2017 / 01:28
Moebius

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.