Cuando la agente encubierta, integrante del grupo especial para detener a inmigrantes ilegales, volteó y vio a aquel hombre, fingió conocerlo y le sugirió que se retirara de ese lugar. Confundido y temeroso, él se alejó con rapidez, mientras ella lo seguía hasta abordarlo unas cuadras más adelante, donde le explicó su misión. Cuando él la miró a los ojos y reconoció su estatus con entereza, ella confirmaba lo que su instinto le había dictado al verlo minutos atrás. El resto de la historia la guardan con celo en sus corazones.
Chemin de fer
14 de Noviembre 2016 / 23:33

La delgada frontera 14 de Noviembre 2016 / 23:33
Chemin de fer
         Taller 14-1116 de Noviembre 2016 / 13:05
         Mónica Brasca

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.