Me dicen que las cosas tiene alma. Una taza quizá la tiene; un cepillo que acaricia nuestro cabello, un cajón que te saluda al abrirlo con su boca abierta como de perro feliz tal vez tienen. Sin embargo una sombrilla es desalmada como un gato casero. Ignora Majestuosamente aun cuando existe esa cierta intimidad entre objeto y dueño. Y aunque llegan a estar tan cerca de nuestras cabezas uno nunca sabe lo que piensan las sombrillas.
Black Dot
20 de Mayo 2017 / 09:11

Critica de la sombrilla 20 de Mayo 2017 / 09:11
Black Dot
         TALLER22 de Mayo 2017 / 01:55
         el aguila descalza

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.