Cuando el patito de goma conoció a Gepetto. Éste lo convirtió en un pato real, de carne y hueso. En forma de pago, por tal hazaña, el carpintero decidió salpimentarlo, bañarlo en aceite de olivo y luego introducirlo al horno.
José Álvarez
02 de Junio 2017 / 07:05

Banquete 02 de Junio 2017 / 07:05
José Álvarez
         Seleccionado 2 de junio 2017 Banquete / José Álvarez04 de Junio 2017 / 21:12
         José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.