Me llevó años de terapia superar el vicio de darme prolongados baños de inmersión rodeado por patitos de goma en versión guardavidas. Mi esposa me encontró duchándome con solo dos patos de peluche que mi vigilaban desde un estante, y en vez de alegrarse por mi progreso, lo consideró una recaída.
Búho rayado
10 de Junio 2017 / 10:14

Incomprensión conyugal 10 de Junio 2017 / 10:14
Búho rayado
         Taller20 de Junio 2017 / 15:26
         Dakiny
                  Gracias.21 de Junio 2017 / 14:22
                  Búho rayado

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.