Hola, Alarcón. Esta historia de prejuicios y autosugestión da para más. Te sugiero:
- acortar el relato eliminando lo superfluo,
- buscarle un título más sugerente,
- reemplazar la palabra “bolsa” que se repite cinco veces y
-buscarle un final que resulte más interesante, alguna actitud del patito que despierte más sorpresa o miedo que el saludo “cuac cuac”.
Suerte si volvés a presentarla otro día. Saludos.
Mónica Brasca
17 de Junio 2017 / 09:50

La bolsa 14 de Junio 2017 / 21:11
Alarcón
          Taller17 de Junio 2017 / 09:50
         Mónica Brasca

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.