Un hombre, un militar, acobardado por el terror y la certeza de que morirá en medio de la batalla en la que ahora se encuentra, se esconde para no pelear. Mientras permanece oculto la noche cae, cesan los balazos y los bombardeos. Sigue en un rincón de la trinchera oscura. Llora paralizado por el horror de la muerte cruenta que ya nunca se borrara de su memoria. Escucha ordenes de salir de y avanzar, pero se rehúsa a obedecer. Dos o tres veces más le repiten que salga y se ponga en movimiento pero no acata. Los enfermeros tratan de sacarlo del cuarto de paredes acolchonadas, pero el no puede escapar de su memoria.
Black Dot
22 de Julio 2017 / 22:31

Trastorno 22 de Julio 2017 / 22:31
Black Dot
         Saludos23 de Julio 2017 / 14:25
         José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.