Blanca, a diferencia de sus compañeras de trabajo, lucia radiante como una inmaculada paloma. Su alba sonrisa se mantuvo pese al inesperado nevazón que comenzó a caer ese día. La hostilidad hacia ella aumento aún más, al enterarse los trabajadores de la acusación de blanqueo de dinero que recaía sobre la empresa, y como Blanca, ante un incierto futuro laboral, insistía en seguir mostrando sus níveos dientes que ya pocos soportaban. Nadie sospechaba que Blanca mantenía su alegre y calmado animo con infusiones de melisa que acostumbraba a tomar varias veces al día con seis u ocho cucharaditas de azúcar.
Bernard Prince
28 de Julio 2017 / 10:33

Selección del día 12: "Avaricia entre la necrofilia", de Black dot 27 de Julio 2017 / 16:27
veracruzano
         Soy José T. EspinoSa-Jácome27 de Julio 2017 / 16:29
         veracruzano
                  Pues yo no, señor…27 de Julio 2017 / 18:23
                  Gral Macario Piedra
          Blanca28 de Julio 2017 / 10:33
         Bernard Prince

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.