Cómo les habían prohibido estar juntos. Buscaron la forma de burlar las trabas impuestas. Nada funciono y las amenazas se convirtieron en golpes. Los papas se oponían a cualquier relación pero ellos no querían oír. Después de la escuela se marchaban a donde nadie los viera para prodigarse uno al otro. Ya tarde ella regresaba a casa. El esperaba unos minutos para ponerse en marcha. Solo cuando sus padres escudriñaban con cuidado las facciones se daban cuenta de que tanto su hija como su hijo estaban enamorados más allá de la cordura.
Black Dot
18 de Noviembre 2016 / 18:49

Amor llama 18 de Noviembre 2016 / 18:49
Black Dot
         Taller25 de Noviembre 2016 / 13:02
         C. Simón

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.