Yacente en el lecho, Leda fraguaba cómo anunciar a Zeus –quien entre las sombras nocturnas la gozó en la figura metamórfica de cisne–, que sería padre en un futuro cercano.

Por la mañana –en su carácter divino– se valió de su omnipotencia para preparar a base de centellas un plato de su propia invención Al probarlo, Leda salió de su letargo orgásmico sólo para vomitar una nebulosa de gametos estrellados.
El Veracruzano
29 de Agosto 2017 / 13:52

"Desayuno astral", de Malvadisco 29 de Agosto 2017 / 13:52
El Veracruzano

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.