Sé que no compusiste el tema para mí, porque no nos conocíamos en la época de The Cavern. Después lo reinventaste para dedicárselo a tu padre. Pero, de alguna manera, era nuestra canción. Cuántas veces, en la intimidad, me hiciste esas preguntas. Así fue como prometí seguir enviándote postales de San Valentín, regalarte botellas de vino y hasta, en pleno delirio de amor, juré que te tejería un sweater sentada junto a la chimenea. Te pido perdón, porque ya no estaba allí para abrazarte y consolarte el día que cumpliste sesenta y cuatro años. Pero no te olvides: “I’m in heaven”. Te espero. Love, Linda.
Tiempos modernos
15 de Septiembre 2017 / 07:08

Dear Paul (viene del día 10) 15 de Septiembre 2017 / 07:08
Tiempos modernos
         Taller20 de Septiembre 2017 / 00:54
         Mel

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.