¡Éramos tan jóvenes cuando éramos jóvenes! ¿Te acuerdas, John? Ringo se ponía cardíaco probando por primera vez el Jerez en las bodegas de Osborne y George se comía las tizas por más que le decíamos que eso era para imprimir nuestras firmas en una barrica. ¡Qué tiempos aquellos de vino y rosas! Tanto nos significó que tuvimos que ir a la India para deshabituarnos del Sherry, del vino de Málaga y de otros caldos. Los elefantes nunca fueron rosas ni el submarino amarillo pero nosotros lo alucinábamos así, como Luci en un cielo de diamantes. Mucho ha llovido desde que te lo hacías con Yoko, ¿o no? E imaginabas un mundo en paz y concordia delante de la prensa. Ahora no te gustaría ver cómo hemos cambiado el Sergeant Pepper por un presidente descerebrado. El mundo entero tiene ganas de vernos juntos y yo de juntarnos los cinco para cantar en aquella cueva rancias canciones universitarias de amor. ¿Que habrá sido de los buenos de Stuart y Pete? La vida sin tí es más insufribe.
Cuidate, hermano. Paz y amor.
Quin Valiente
20 de Septiembre 2017 / 16:29

Ai loviu ye ye ye. 20 de Septiembre 2017 / 16:29
Quin Valiente

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.