—Escuchá, abuelo, la canción que te gusta a vos. Dale, contame…
El nieto se sienta, dispuesto a prestar atención al relato que siempre comienza: “Hay lugares que recuerdo…”. A veces el abuelo se detiene en los amigos con los que juega al truco una vez por semana. Otras, relata las escapadas con dos vecinos que ya no están, en el auto robado a su padre. O describe las calles del barrio que tanto cambiaron, no precisamente para bien. Sobre el final colorea la anécdota de la tarde en que besó a su primera novia en el cine Chaplin, el que ahora es un shopping.
La historia y el conjuro terminan siempre igual:
?De todos los que quiero y quise en la vida, desde que naciste, al que más amo es a vos.
Y se abrazan emocionados. Pero el nieto nunca se cansa y, al cabo de unos minutos, cliquea en la lista “In my life” y se sienta a escuchar una vez más.
José M. Nuévalos
28 de Septiembre 2017 / 00:22

Seleccionada del día 16 "OTRA VEZ, PORFI" de Regaliz 28 de Septiembre 2017 / 00:22
José M. Nuévalos

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.