Hace mucho, mucho tiempo atrás, caí desde la rama de un árbol por hacer monerías y quede esparcida y olvidada por el suelo hasta que papá me encontró. Mientras recogía los fragmentos de mi cuerpo, dijo que era como estar en un cielo lleno de diamantes de lo valiosos que consideraba mis huesitos. Emocionado, no dejaba de acunarme con aquel estribillo: “...in the sky with diamonds” y, en honor a aquella canción y por ser la primera de una especie recién descubierta, mi padre adoptivo me bautizó con el nombre de Lucy.
José M. Nuévalos
28 de Septiembre 2017 / 00:25

Selección del día 16 "Nana para una niña muerta" de Malvadisco 28 de Septiembre 2017 / 00:25
José M. Nuévalos

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.