Agradecemos a Aglaia su detallado veredicto, en el que ha listado las minis por orden de preferencia, añadiendo un comentario a todas y cada una de ellas.

Un sustantivo colectivo es aquel que expresa pluralidad desde su singularidad. “Ejército” es un sustantivo colectivo que, en su forma plural, “ejércitos”, remite a varias formaciones jerarquizadas que actúan de forma disciplinada y estratégica, independientemente de que su naturaleza sea, o no, militarizada. Esta definición puede aplicarse igualmente a la Legio VII que a la marabunta; a hombres que a hormigas. Y si alguien se pregunta por qué iniciar una lectura desde la semántica, la respuesta es sencilla: el número de formas de abordar una historia es, exactamente, el mismo que el de sus lectores. El mío comienza y finaliza en las palabras: el modo en que se estructuran, en que se precisan, se violan, se deconstruyen, se organizan, se matizan...; el modo en que las palabras se usan y el modo en que se abusa de ellas. En otros términos: las historias que se cuentan me interesan menos que la forma en que me las cuentan. Entiendo que éste no es el criterio usual en este barco, considérenlo simplemente como la deformación propia de una lectora que es filóloga de formación y editor de profesión. Dicho lo cual, anoto una tabla de posiciones que, insisto, corresponde únicamente a la percepción de un lector.

Mi más sincero agradecimiento por haberme confiado sus textos.

Cariños.

A.

1. El amor es sagrado [Malvadisco, día 16]
Agradezco al autor haberme hecho repasar la batalla de Queronea y, con ella, al Batallón Sagrado de Tebas —con sus ciento cincuenta parejas de amantes—, masacrado por los “hetairoi” de Alejandro Magno, uno de los más formidables cuerpos de caballería de la historia bélica. Dudo, sin embargo, que dado lo escaso de la vestimenta de macedonios y tebanos, una mujer hubiera podido pasar desapercibida por mejor disfrazada que fuera. Con todo, creo que es el único texto que se ajusta a los requerimientos de la propuesta temática, lástima que el título haga tan escasa justicia a la historia.

2. Inercia [Homless, día 10]
Un excelente planteamiento y una correcta estructura con todo y el ejército presente. El hecho de vulnerar dos cualidades intrínsecas —el servicio a la patria y la disciplina— es una vuelta de tuerca interesante. Menos interesante resulta el uso reiterado de la primera persona, que fractura la ilación narrativa. Si el autor decide reciclarla alguna vez, le sugiero el uso de la tercera persona con la que se pueden obtener curiosos efectos de distanciamiento. También, de ser posible, pudiera ser conveniente que repase la función en castellano de la tilde diacrítica.

3. Misión humanitaria [Enigmática, día 6]
Dejando a un lado que la intención de un soldado no corresponde a la temática sugerida, creo que el texto hubiera sido más significativo con la sustitución del término “vidas” por “almas” y la inclusión de un “sí” tras la primera coma para intensificar la duda. Quizá el planteamiento más interesante de todo el mes. El título, un acierto.

4. Sin identidad [Chester Truman]
El ejército permanece en la sombra y, como cuerpo colectivo, no tortura, una facción de él lo hace. Creo, por otra parte, que el texto hubiera funcionado mejor si el narrador, difunto y todo como estaba, hubiera utilizado la tercera persona. Por lo del distanciamiento y esas cosas.

5. El filisteo [Malvadisco, día 21]
Un hombre no hace a un ejército y, en el mes de julio, el tema era el ejército y no las desventuras de un soldado de utilería. Me gustó el texto, podría incluso haberme encantado de no ser por el exceso de detalle y ese espanto de frase final.

6. Todas las guerras [Black dot, día 3]
La presencia de los “ejércitos” es difusa puesto que ni la estrategia, ni la disciplina, ni la jerarquía están presentes. La construcción léxica es descuidada e imprecisa, especialmente en las seriaciones. Hubiera sido interesante trabajar únicamente el segundo párrafo centrándolo en la descripción del actuar de manadas y jaurías: un ejército devorando los restos de otro.


7. El fruto [Black dot, día 8]
Un ejemplo claro del pecado de exceso, de que más no siempre es mejor. Al igual que los soldados que la protagonizan el autor quiso prolongar su texto, que hubiera ganado fuerza con la concisión y un título más significativo.

8. En el campo de batalla [Gata Blues, día 6]
Busqué y rebusqué. Como quien busca encuentra tropecé con una máxima, con algo de imaginación y uno que otro ajuste léxico, acaso una greguería. ¿Los ejércitos? Sigo buscándolos.

9. Tiempo muerto [Chester Truman, día 8]
Un texto tan descuidado estructural y léxicamente como interesante en cuanto a su planteamiento. ¡Lástima que al dictador se le hayan olvidado los ejércitos!

10. Cuervo [Malvadisco, día 11]
El uso de los ejércitos como elemento incidental y no como motivo central no cumple, en mi opinión, con la temática sugerida. Los excesos descriptivos y la falta de precisión —¿en qué guerra se ha visto que los moribundos esperen a quejarse a que el combate finalice?; ¿muertos y moribundos se apiñan de conformidad con el escalafón?; ¿sólo los soldados rasos terminan con muñones? —, estropean lo que podría haber sido un texto de alto impacto visual que, sin embargo, se diluye por abuso en el detalle. El título, un acierto.

11. Silencio [Black dot]
No pude, y lo intenté, leer en este texto más que una serie de elementos inconexos. Nuevamente, el autor peca de exceso. Menos elementos mejor detallados mediante un léxico preciso y correctamente relacionados mediante estructuras de subordinación, hubieran convertido este cúmulo de frases sueltas en una, tal vez, dramática historia.

12. Avaricia entre la necrofilia [Black dot, día 12]
Si se consigue olvidar la espantosa cacofonía del título, el texto resulta interesante por sus curiosas elecciones léxicas. Una alegre convivencia entre arcaísmos —siglos ya que el vocablo “fardel” no forma parte del habla cotidiana—, expresiones coloquiales —examinar con lupa— y cultismos —áureos—, que convierte la historia, si se me permite una expresión culinaria, en una “olla de gitano” y, en consecuencia, elimina cualquier rastro de tono narrativo de tantos como el autor parece querer incluir. De los ejércitos, una vez más, ni rastro.

13. Guerra sucia [Black dot, día 14].
Nuevamente el uso del ejército es incidental y no central, por lo que no se ajusta a la temática propuesta. Por otra parte, creo que un tema como el de los “levantamientos” podría haber sido tratado con mayor contundencia, tal y como corresponde a una realidad dramática y dolorosa que se desarrolla entre el miedo y la impotencia. Un texto tan débil no hace justica a la situación que lo inspira.

14. Sin guerra no hay civilización [Cero, día 13].
Tengo que reconocer que, en este texto, encontré el título paradójico, el uso de las preposiciones inadecuado —¿”de” en vez de “por”? — y a los ejércitos ausentes.
Taller Marina
01 de Octubre 2017 / 05:05

RESULTADO DEL CONCURSO DE JULIO 01 de Octubre 2017 / 05:05
Taller Marina
         Enhorabuena01 de Octubre 2017 / 12:13
         Yonosoykafka

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.