Mientras alzaban el ataúd, que sacaron de la tierra, una esquina se desmoronó por la madera húmeda de décadas. Los trabajadores no tuvieron mas remedio que colocarlo en el piso y ver como hacían para que los huesos no se regaran. Al abrirlo vieron el cuerpo envuelto en un traje viejo y ya deshilachado; prendido con un seguro a lo que fue el pecho del difunto una foto. Para que me reconozcas en cualquier lugar de la eternidad, decía.
black dot
05 de Noviembre 2016 / 15:04

Nov. 3 - No me olvides 05 de Noviembre 2016 / 15:04
black dot

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.