Con la extinción de los reptiles y la abolición de la lectura por el gobierno ultra conservador se vino un declive en la imaginación de los ciudadanos de aquella nación. Los escritores fueron llevados a una isla y obligados a picar piedra. Los que intentaron recrear criaturas en el mármol o granito fueron fusilados sumariamente. Así la historia se perdió con el paso del tiempo hasta que en las escuelas no se habló más de ningún dinosaurio, y el único “augusto” fue el dictador que de noche dormía con uno ojo a la ventana, porque a pesar de lo obsoleto de la fábula, él seguía viendo al dinosaurio
Black Dot
13 de Octubre 2017 / 11:19

Historia obsoleta 13 de Octubre 2017 / 11:19
Black Dot
         Taller19 de Octubre 2017 / 00:08
         Laura Elisa Vizcaíno

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.