Cuando está al borde del hastío va y viene de la noche a los sueños
Se mira en el arroyo. Piensa. Cierra los ojos.
—Tus palabras, surtidor de mi risa—, murmura.
Palmea su frente y se hunde en las aguas.
Augusto escribe. El dinosaurio se diluye en lenta caligrafía. Ella lo acaricia desde siete palabras.
Meminero Tui
13 de Octubre 2017 / 22:28

Musa 13 de Octubre 2017 / 22:28
Meminero Tui
         Taller19 de Octubre 2017 / 12:14
         Laura Elisa Vizcaíno
                  Gracias19 de Octubre 2017 / 22:22
                  Meminero Tui

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.