Durante un coloquio, el doctor Isidro Colomé presentó una ponencia en la que resalta la influencia del arte primitivo en obras modernas. Citó el caso de Augusto Monterroso, quien hace años comentó a sus amigos de la Cofradía Minimalista que había visitado las cuevas de Altamira. Lo subyugaron las escenas de caza, bestias y hombres.

—Impresionado, cerré los ojos y, cuando los abrí, el bisonte seguía allí —les compartió.

Después escribió "El Dinosaurio". Sus camaradas coincidieron en que era fruto de las obras rupestres. Le sugirieron que destacara en un epígrafe el lazo que unía a su texto con las pinturas. Sorteó el asunto, leyó unos cuentos y los dejó pasmados, como víctimas frente al pelotón. Ahí se le ocurrió "La Oveja Negra".

Marcial Fernández
31 de Octubre 2017 / 12:10

Sel. día 4, "Cofrades", por Meminero Tui 31 de Octubre 2017 / 12:10
Marcial Fernández

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.