Ella se acicalaba por la mañana para recibir, en una banca bajo los árboles en el jardincito del asilo, a ese anciano misterioso que lejanamente recordaba haber conocido el día anterior. Ella había olvidado aquel largo camino que recorrieron juntos. A él solo le bastaba saberlo. La llegada del atardecer le anunciaba la hora del adiós, acompañado de la esperanza de que, mientras su corazón continuara latiendo, habría una nueva mañana.
Chemin de fer
05 de Noviembre 2016 / 15:06

Nov. 3 - El visitante 05 de Noviembre 2016 / 15:06
Chemin de fer

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.