La conocí cuando falleció mi esposa. Su sola presencia en la sala de velación me infundió una paz interior que nunca había experimentado. Al despedirse me dio un abrazo inolvidable y me pidió que la buscara al tiempo que me guiñaba un ojo con cierta malicia. No obstante mi consternación, me sedujo a tal grado que me ha turbado la mente. Desde ese día deambulo entre los automóviles en el tráfico en espera de encontrarla pronto.
Liquid paper
20 de Noviembre 2016 / 16:51

Química 20 de Noviembre 2016 / 16:51
Liquid paper
         TALLER24 de Noviembre 2016 / 12:49
         el aguila descalza
                  Respuesta al taller (Versión con el cambio sugerido)25 de Noviembre 2016 / 16:55
                  Liquid paper

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.