Resulta una tarea imposible intentar la restruccturación o creación de los micros, parecen escritos bajola consigna de escritura automática, lo que las hace plenamente subjetivas e impensables por otro autor que no sea el visualizador que dice lo primero que ve o se le ocurre. He aquí los comentarios:

Cinéma vérité
Trece soldados atrincherados con temor: un par no logran retener las lágrimas y un tercero se está orinando. El terreno dispuesto entre los dos frentes: incansables ráfagas de muerte lo atraviesan sin clemencia. Quince soldados en la trinchera enemiga: igual de temerosos que los primeros, hacen ruegos para que la batalla concluya. Más allá: un cielo azul agrisado por el humo de la pólvora y un paisaje de montañas siendo testigo mudo de ese drama bélico.
El ex militar no puede contener el llanto: el hermoso plano secuencia de la película retrata con maestría lo que vivió.
Viene un corte y luego un close up a la mirada repleta de angustia de uno de los combatientes.
Un escalofrío embiste al ex militar: sabe que esa mirada es la suya, sabe que es él a quien intenta representar ese actor cuyos ojos abismales poco a poco van ocupando la pantalla. El ex militar se da cuenta que la batalla se repetirá hasta el hartazgo en innumerables salas de cine. Le pasa por la cabeza la idea de destruir cada copia de la película pero sabe que tal empresa es imposible. Mira a su alrededor: decenas de espectadores se entretienen con su angustia. Acaricia el revólver que carga en la bolsa de su saco: regresa un poco de tranquilidad. En la pantalla se muestran los créditos de la película: la batalla queda inconclusa. Saca su mano con el revólver: un disparo será suficiente para darle fin a la batalla.

Luciano Arrerges
12 de Noviembre 2017 / 14:49

COMENTARIO: Soldados atrincherados = cacofonía.
Un par no logran : si un par es singular, el verbo debe serlo también.
¿A quién atraviesan sin clemencia?
…paisaje de montañas siendo (ES) testigo mudo…
Plano se refiere a distancia de la cámara al objeto, secuencia es equivalente a escena de la acción: mezcla extraña.
Close up = acercamiento

A partir de “Un escalofrío..” se convierte en otro microcuento.
Tiene imágenes afortunadas pero le sobran errores sintácticos y palabras innecesarias. Procure usar los adjetivos realmente necesarios porque son peligrosos. Puede probar los días que quedan del taller. Suerte y gracias por participar.


El Otoño de Cernuda
En esta noche fría, de largo invierno, los brotes de silencio titilan a los lejos, pero no tanto como las estrellas del firmamento. No entiendo de rimas ni sonetos, aunque, si me apuran, lo intento. Un ejemplo: ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Qué hago aquí? Lo siento, mi tiempo ha llegado a su término.

Enigmática
12 de Noviembre 2017 / 12:53

COMENTARIO: Doña Enigmática: el micro me resulta enigmático también. No hay línea que apunte al Otoño mencionado ni veo de donde ni hacia qué lugar se dirigen las preguntas. Suerte y gracias por participar.

El paseo
Me llevaron mis padres al bar Miami, donde teníamos una cita. Me bajaron del cochecito y comencé a jugar con otros niños. Entré en la angosta Calle Libreros montado a toda velocidad en mi bicicleta nueva, ya sin ruedines, recién comprada en la juguetería Antonio, de la Avenida. Al llegar a la esquina, camino del colegio, me tropecé con don Victor, el maestro, —más matemáticas y menos correr, me dijo—. Acompañé a mi novia, a casa de sus padres, parándonos en todas las tiendas de ropa, muebles, en las de trajes de boda y en inmobiliarias. De vuelta, por la Calle Francos, fui con mi mujer a buscar un cochecito y ropa para los mellizos y a darle una vuelta a mi madre, que desde que enviudó, no salía de casa. Me sonó el teléfono, no eran horas y discutí con mi jefe. Para tranquilizarme, me senté en un café que habían abierto en el local de la antigua juguetería, y me tomé una copa de coñac leyendo las noticias de economía, que tanto me preocupaban, por la bolsa de pensiones. Me levanté con la ayuda de mi bastón y volví al bar Miami.
No recordaba con quién había quedado, pero al verla la reconocí inmediatamente: pálida, enjuta, vestida de negro y de mirada penetrante, siempre tiene reservado el momento para tomar una copa con cada uno de nosotros.

Crispín
12 de Noviembre 2017 / 02:18

COMENTARIO: ¿Qué avenida? No se debe dar por conocida la experiencia del autor. Lo siento pero me resulta totalmente iconoclasta, llena de incongruencias en el tiempo de la trama, los personajes, las edades. Suerte en los días venideros. Gracias por participar.
Alma de pirata
16 de Noviembre 2017 / 13:57

Sobre el taller del día doce: 16 de Noviembre 2017 / 13:57
Alma de pirata

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.