La luna se refleja en el arroyo. Ahí pasa horas contemplándose mientras trata de alisar las hebras plateadas de su cabellera estelar. Ve su lastimada cara. Las ranas, testigos de su dolor, la ven y croan una canción para alegrarla. Por la mañana, cansada de esperar, se esconde detrás de las montañas. Entonces el sol dorado e impaciente llega a buscarla. Así, día tras día y noche a noche, se repite esta triste danza de amor.
PatriciaN
26 de Noviembre 2017 / 11:19

Selección día 15: Astral. Escritor: Black dor 26 de Noviembre 2017 / 11:19
PatriciaN

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.