Guillermo Bustamante Zamudio nos envía su veredicto de octubre. Léanlo en su totalidad, porque no tiene desperdicio.

Agradezco inmensamente la invitación de Elisa Armas, para participar como jurado en el taller de minificciones La Marina de Ficticia (octubre de 2017). Agradezco también los 36 textos de talleristas que escribieron para mi convocatoria, llamada «Detractores de “El dinosaurio”».
Esa ¿extraña? citación tiene origen en una conversación con RB (oculto su nombre, para evitarle represalias),en un Encuentro Internacional de Minificción.En voz baja, nos encontramos confesando que no nos gustaba “El dinosaurio” de Monterroso (y que queremos mucho a Monterroso y que tiene textos muy buenos).Que esta afirmación sea sacrílega es muy curioso, pues todo el tiempo expresamos nuestros juicios sobre los textos, sin que eso lleve forzosamente a mayores controversias. El problema acá es que el texto de marras ha sido situado como una especie de declaración del Comité Central o, en su defecto —contra toda justicia cronológica—, como una Lección inaugural. Tiene un carácter emblemático… pero no entiendo por qué tendría que haber un texto en ese lugar (¿es lo primero en cautivar la imaginación,como dice Black Dot? … no creo). Si me preguntan —pero el coronel no tiene quién le escriba—, la mejor minificciónes “Una fábula”, de Mariana Frenk (Un caracol deseaba volverse águila. Salió de su concha, trató muchas veces de lanzarse al aire y cada vez fracasó. Entonces quiso volver a su concha. Pero ya no cabía, pues habían empezado a crecerle alas),pero acepto que otras personas tengan susinsignias. Es más, “I, 32”, de Borges, también es la mejor. Tengo muchas que también son las mejores (¿no es así la literatura?, ¿no está llena de “mejores”?).
Por esta situación, muchos de los textos presentados en la convocatoria son tractores —no detractores— de “El dinosaurio” (cfr. “Lo que pesca la crítica”, de Black Dot). Castigo estos textos por no seguir instrucciones, aunque están bien escritos. Hay, también algunas variaciones…y ya Zabala nos mintió que el texto de Monterroso es la segunda frase más repetida de la historia (después de “Al principio era el verbo”, frase que —si ustedes están de acuerdo— podríamos adoptar como emblema de nuestro movimiento: es más filosófica,se refiere a la materia propia de la literatura, sólo tiene cinco palabras y, además, ¡está de primera en la lista de más citadas!). Castigo estos textos, también, por no seguir instrucciones, por tributarle a un conjunto cada vez más inabarcable (cfr. el traductor/traidor deBlack Dot), aunque estén bien escritos. Como bien dicenTerrales y Enigmática, con “El dinosaurio” ya nos ganaron de mano; pero no puedo premiarestas excelentes ideas, pues sonpura teoría,dignasmás bien de un premio de ciencias. En ese sentido teórico, incluso más ajustado a nuestro tema, está la descripción queBlack dothace del texto como una ejaculatiopraecox;sin embargo, no lo puedo premiar, pues la página podría ser demandada por injuria o por manejar contenido para adultos (por eso, disfrazo la expresión en latín).
Hay intertextualidades exacerbadas, como las que emparientan el texto con el libro de donde fue sacado (cfr. Meminero Tui, Caleidoscopio Mágico); no las premio,pero porque el público(¿queremos ser leídos por lamultitud, o sólo por nuestra logia?) nos puede acusar de esotéricos;los lectores no tienen—o no tendrían por qué tener— problemas con intertextosalusivosaIlíada, aRomeo&Julieta, aLa metamorfosis…,nicon textos que manipulan el género (a propósito, el mejor emblema de nuestro movimiento —otro— lo escribióJavier Quiroga G.: Un apuesto joven llama a la puerta y le pide que se calce la más hermosa de las zapatillas. En cuanto observa que ésta se ajusta al pie perfectamente, la toma del brazo al mismo tiempo que le dice: “Queda usted arrestada, esta zapatilla fue hallada en la escena del crimen”).
No entendí variosde los textos (alguno de Malvadisco, por ejemplo). En esos casos, me castigo. Pero, como soy el jurado, tengo patente de corso. Y sigo.
En general, los escritores son exagerados: en lugar de una embarcación de13 metros de largo, 2,5 de ancho y 1,5 de alto, hablan de un arca de 300 codos de largura, 50 de anchura y 30 de altura. Se entiende, porque a veces las cosas razonablesno son dignas de contarse. En ese sentido, cuando Black Dot dice que el dinosauriono era más que una iguana, está revelando un secreto de la literatura. No lo premio por ser un ensayo, pura poética.Meminero Tuihace una excelente crónica: el dragón fue suplantado por un dinosaurio(y los dragones no olvidan). Por eso solicité detractores: para no heredar la venganza de los dragones.Ahora bien, no lo premio por realista: ¿acaso es más verosímil un dragón que un dinosaurio?Recordemos que Borges dice (esta también es la mejormicroficción): Hay algo más terrible y maravilloso que ser devorado por un dragón: es ser un dragón. Hay algo más extraño que ser un dragón: ser un hombre. Si Homless hubiera traído a cuento la evidencia de un fósil, habría puesto la realidad al servicio de la ficción. Como debe ser.
Crispín acusa al texto en cuestión de ser una versión incompleta de la historia. Pero eso no desdice en principio del texto, pues Juan Romagnoli nos explica—en el mejor emblema de nuestro campo— que La primera frase de La metamorfosis es la microficción por excelencia. El resto de esa obra maravillosa es un ejemplo de lo que Kafka debió dejar librado a la imaginación del lector. Si decir más es empezar a decir menos, como apuntaba Cortázar, no tengo suficiente material probatorio para premiar el texto de Crispín. ¡Podría ser que el problema de “El dinosaurio” sea un exceso!Meminero Tui lo ratifica en su “Pesadilla”, que va para la antología de defensas a la minificción, sin tener que hablar de Balzac y de Proust como gárrulos.
Entonces, para dar fin a este macrotexto, debo mencionar a Black Dot,por estar presente en todas las opciones, y doy oro, plata y bronce a los siguientes tres relatos (¿por qué?, para probar que toda selección es arbitraria… y porque me gustaron), en ese orden:


"La dinosauria" (Homless)
Tallerista: Elisa de Armas

Ciñéndonos al cuento de Monterroso, poca gente ha puesto el foco en el sujeto elíptico del verbo “despertar” ¿Quién despertó realmente? Parece obvio que hablamos de la dinosauria. Trasladándonos a la noche anterior, la veremos llegar a la casa/cueva tras una extenuante jornada de trabajo y encontrarse a su pareja, el dinosaurio, durmiendo a pierna suelta. Se acuesta exhausta junto a él y, al despertar, comprueba que el dinosaurio continúa durmiendo. A juzgar por sus ronquidos, no parece que vaya a despertar en breve. Lo que Monterroso pretendía denunciar realmente era la escasa o nula colaboración de los dinosaurios macho en las tareas del hogar. Luego surgieron toda clase de teorías que le daban un carácter mucho más universal. Naturalmente Monterroso, que tonto no era, no tardó en hacer suyas todas esas conjeturas para pasar a la historia con un cuento en el que, si algo nos queda claro, es que uno de los protagonistas durmió más de la cuenta.


"Insomnio" (Malvadisco)
Tallerista: Carlos Bortoni

Cuando despertó, no lo encontró a su lado. No podía dormir sin aquel juguete que le permitía conciliar el sueño al instante. Con los ojos enrojecidos por el llanto, se hundió bajo el oleaje de su colcha hasta hallarlo, con un suspiro de alivio, dentro de una almohada. Tranquilo, el dinosaurioapretó el desgarrado cuerpo del pequeño niño.


"Actoral"(Meminero Tui)
Tallerista: Josep M. Nuévalos

Rechazó ser uno de los saurios anodinos que aparecen fugazmente en El Mundo Perdido, de Sir Arthur ConanDoyle. Años después obtuvo el protagónico de El Dinosaurio, de Augusto Monterroso, y lo interpretó como nadie.
Taller Marina
26 de Noviembre 2017 / 14:30

VEREDICTO DE OCTUBRE 26 de Noviembre 2017 / 14:30
Taller Marina
         Enhorabuena a los premiados27 de Noviembre 2017 / 12:25
         Homless
         Enhorabuena a los premiados Homless, Malvadisco y Meminero Tui, y...27 de Noviembre 2017 / 23:21
         José M. Nuévalos
         Enhorabuena también a los mencionados y a los multimencionados.27 de Noviembre 2017 / 23:23
         José M. Nuévalos
         Bien por todos28 de Noviembre 2017 / 04:14
         Dankesen
         Felicidades a todos29 de Noviembre 2017 / 10:35
         Yonosoykafka

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.