Sabía que la ley de los hombres lo condenaría por su crimen, mas en su fuero interno estaba seguro de que, al cortar el tubo y dispensarle el sufrimiento que tenía postrada a su mujer durante meses, borraba el último vestigio de egoísmo y realizaba el mayor —y más doloroso— acto de amor, aún sin saber si algún día sería merecedor del perdón divino.
Chemin de fer
05 de Noviembre 2016 / 15:10

Nov. 4 - Acto supremo 05 de Noviembre 2016 / 15:10
Chemin de fer
         Taller14 de Noviembre 2016 / 09:43
         Marcial Fernández
                  Marcial: Veamos qué te parece así:15 de Noviembre 2016 / 19:09
                  Chemin de fer
                           Mea culpa26 de Noviembre 2016 / 17:56
                           Chemin de fer

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.