Arrastrándose sobre su vientre, llegó hasta la zona de exclusión donde se operaban milagrosas curas con solo beber el agua. Al cabo de un tiempo, le brotaron los miembros vestigiales. Rota la maldición ancestral, la serpiente pudo caminar de nuevo erguida sobre sus patas.
Malvadisco
08 de Febrero 2018 / 22:43

Chernobyl 08 de Febrero 2018 / 22:43
Malvadisco
         Taller, SELECCIONADA09 de Febrero 2018 / 06:39
         Tequila

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.