A los 13
Caim Reyes
Comencé a llorar cuando vi a mi mamá. Lo que iba a sufrir cuando se enterara. Ella no entendía y me regañó. Ora qué traes, chamaco. ¿Cuéntame de una vez?
Pero cómo iba a decirle que pronto ya no sería yo. Me transformaría en un animal salvaje, me tendrían de mascota, comería las sobras de la comida que servirían en los cacharros viejos de la abuela y me meterían en una jaula. No pude aguantar más y le dije:
-Estoy lleno de pelos, me estoy convirtiendo en un chango.
Ella puso los ojos en blanco y con un zape en la cabeza, respondió:
-Ya vente comer, no digas tonterías.
Carmen Simón
03 de Marzo 2018 / 09:38

Selección día 18: A los 13 por Caim Reyes 03 de Marzo 2018 / 09:38
Carmen Simón

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.