Como cabeza del clan O'Hallorand, Finn el guerrero siempre tuvo presente que su naturaleza bélica le atraería incontables enemigos que tarde o temprano acabarían matándole. Por eso, vivía temeroso de que el espíritu familiar de su clan lo visitara para anunciarle su muerte. Y una noche en la que logró conciliar un poco de sueño, el momento llegó.

A punto de entonar su lúgubre aviso, la banshee vio que él abría los ojos y calló, lo mismo que él cuando vio su hermosa y etérea presencia. Ningún canto se oyó esa noche, ni las que le siguieron que fueron muchas, hasta que Finn terminara sus días sin que su peculiar amante se lo anunciara.

Luego de aquel extraño suceso, hasta hoy en día y desde que nacen, todos los pálidos descendientes del clan O'Hallorand escuchan canciones de cuna cuando no pueden dormir
Elisa A.
30 de Noviembre 2016 / 11:37

Selección del día 1: "Amor irlandés", de Richard Densmore 30 de Noviembre 2016 / 11:37
Elisa A.
         Selección del día 1: "Debilidades", de Chemin de fer30 de Noviembre 2016 / 11:41
         Elisa A.

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.