Necesito mi espacio. Y se fue.
Entendí aquella redundancia, mas no con el corazón. Tras la cuarta "selfie", tomada en Londres, decidí ir.
A la libertad hay que seguirla.
Londres, Madrid, París... No espera, siempre llego tarde, se va.
Es como un juego, por aquella nota que dejó en una banca señalada del Vondelpark, en Amsterdam. Decía: El mundo.
cero
04 de Julio 2018 / 18:59

Lily 04 de Julio 2018 / 18:59
cero
         Taller05 de Julio 2018 / 18:21
         Marcial Fernández

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.