Tata Xiel o Xantaclotzin, era un hombrecillo delgado y lampiño, de piel morena, que habitaba en algún rincón de la selva tropical. Cada año, en la conmemoración del nacimiento de Quetzalcóatl, premiaba a los niños bien portados de la tierra conocida hasta entonces con abundantes obsequios. Tal es la auténtica tradición de la Navidashtli según los estudiosos.
Recogida por los conquistadores europeos y reforzada por el mercantilismo capitalista, se fusionó con la festividad cristiana de la Natividad en un proceso de sincretismo, para convertirse la actual Navidad, fecha en la que, quien ahora se hace llamar Papá Noel o Santa Claus por razones de facilidad lingüística, y convertido en un viejo gordo y barbón, sigue llevando felicidad y abundantes calorías a los niños y mucha más a los comerciantes y mercaderes que esperan con avidez estas fechas.
Hebdomadario
02 de Diciembre 2016 / 23:58

La verdedera historia 02 de Diciembre 2016 / 23:58
Hebdomadario
         El título correcto es: La verdadera historia03 de Diciembre 2016 / 00:03
         Hebdomadario
         Saludos05 de Diciembre 2016 / 11:31
         José Luis Velarde
                  A ver qué te parece...06 de Diciembre 2016 / 03:55
                  Hebdomadario
                           Saludos 208 de Diciembre 2016 / 08:52
                           José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.