Disfrutaba de un café en casa. Música de villancicos llenaba el aire del atardecer en espera de la cena navideña mientras intentaba recordar la trama de “Un cuento de Navidad”. Cuando debía entrar en escena el Fantasma de la Navidad pasada, aparecieron Krampus, protagonizado por mi profesor de matemáticas en la escuela, y Zwarte Piet, encarnado por mi jefe en el trabajo. Llegado el momento en que debía manifestarse el Fantasma de la Navidad presente se abrió la puerta.

—¡Ya llegué, amor! Disculpa, había mucha gente en las tiendas y apenas alcancé a comprar todos los regalos. Al rato viene…

Un escalofrío recorrió mi espalda. El Fantasma de la Navidad futura no tardaría en llegar.
el efante
05 de Diciembre 2016 / 23:28

Videncia 05 de Diciembre 2016 / 23:22
el efante
          Videncia (Sr. tallerista: favor de considerar esta versión. Gracias)05 de Diciembre 2016 / 23:28
         el efante

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.