Dama de negro
La vi entrar en un callejón oscuro y la seguí. No había salida al otro lado y la luz exigua de un poste apenas la alumbraba. Sus manos estaban entrelazadas y sus ojos vacíos me vieron.
—Vengo a poseerte — Dije.
Asintió con la cabeza y sentí como entraba en ella completo y sin secretos. La muerte haciéndome suyo y yo dueño de ella.
Black Dot
05 de Noviembre 2016 / 10:54

Dama de negro 05 de Noviembre 2016 / 10:54
Black Dot

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.