Novedad lleva la preposición 'de', "Las faldas invisibles son la novedad de esta temporada". Así, debería decir: "Con la novedad de que ya no aguanto", donde omito el inciso del vocativo (je, triple í-o). En realidad, creo que empezaría con el vocativo, y luego diría de golpe la oración principal para que no se pierda entre todo el rollo del cómo quieras que te llames.

"Después continúo su queja", ¿después de qué? Yo habría escrito algo como "Después de una apusa reflexiva, continuó su queja.", sin los dos puntos. Lo mismo para el resto de los diálogos en que haces esto.

En general, siento que la idea suena bien. Creo que le falta un plus, algo que nos haga sentir cierta sorpresa con la noticia o aviso de renuncia. ¿Qué podría hacer imposible una renuncia? ¿Qué tiene de positivo àra Alabastro estar en esa posición "laboral"? ¿Qué está ganando a cambio de su trabajo? No hay algo que equilibre esa balanza. Todo es negativo, por lo que renunciar es el paso natural. Quizá este plus, lo positivo de su trabajo lo podrías poner en palabras de su patrón. Entonces, sabremos de qué se pierda Alabastro al renunciar, y consideraremos que sí estaba hasta el gorro de todo.

SI encuentras una salida positiva, me la envías a mi correo, taller.aguila@gmail.com, y vemos si logras equilibrar la balanza.

A nombre de Daniela, gracias por participar.
el aguila descalza
10 de Diciembre 2016 / 10:45

Enanos necios que os quejais... 06 de Diciembre 2016 / 17:55
Chemin de fer
          TALLER10 de Diciembre 2016 / 10:45
         el aguila descalza

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.