Sus padres salieron esa noche a una cena. Solos en casa, Manolito y Susanita decidieron jugar a la Navidad. Después de cenar, dejaron los regalos para sus hijos imaginarios en el árbol y, luego de felicitarse como buena pareja, se fueron a la cama para continuar con el interesante y divertido juego.
Éctor Sinache
19 de Diciembre 2016 / 09:47

Los juegos de invierno 19 de Diciembre 2016 / 09:47
Éctor Sinache

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.