Belén, enero 4, año 1 D.C. 8:14 P.M.

Los tres Reyes Magos llegaran a su destino una noche antes de lo previsto por un error de cálculo. Al arribar descubrieron que la actividad en el sitio era febril. Decenas de reflectores alumbraban el área donde una cuadrilla de trabajadores terminaba de construir la posada, en tanto otros hombres ensamblaban el pesebre y uno más cargaba pacas de paja y la esparcía. Cerca de ahí, un sastre daba los últimos toques a la túnica de un viejo que sostenía un báculo, una mujer aplicaba maquillaje a una hermosa joven intentando darle aspecto de cansancio y un muchacho jalaba al burro que se negaba a caminar. Más allá alguien vociferaba preguntando por un niño que, entre tanto ajetreo, nadie sabía dónde había quedado. “El niño, el niño, ¿dónde demonios está? Lo necesitamos para el ensayo final” gritaba mientras corría como loco por todas partes agitando sus alas blancas.
Apóstrofe
20 de Diciembre 2016 / 16:04

En el lugar de los hechos 20 de Diciembre 2016 / 16:04
Apóstrofe
         TALLER23 de Diciembre 2016 / 01:42
         el aguila descalza

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.