La muerte de Santa Claus, ocurrida ayer a consecuencia de un atentado terrorista, ha consternado a media humanidad. Los jefes de estado de los países occidentales y otros más se alistan para acudir a sus funerales y se guardarán diez días de luto mundial. A la otra mitad, aunque sorprendida, ni le va ni le viene. Yo y mi circunstancia estamos de plácemes.
Éctor Sinache
20 de Diciembre 2016 / 20:47

El pequeño Grinch (que llevamos dentro) 20 de Diciembre 2016 / 20:47
Éctor Sinache
         TALLER23 de Diciembre 2016 / 01:53
         el aguila descalza

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.