Esa noche como cada invierno buscaron encontrarse en algún lugar secreto alejado de las interrogantes y espacios de quienes los conocían, una vez más se dieron la oportunidad de ser y estar en total libertad de emociones, deseos y sensaciones para finalmente preguntarse porque solo en invierno se necesitaban tanto.
Y ella se atrevió a responder:
-Se me enfrían tanto las manos y el cuerpo que no alcanzo a percibir ni mi calor a través de los dedos, es tan intenso el frío que ni siquiera puedo abrazar los recuerdos de nuestro pasado y tengo que revivir los sueños manteniéndote aunque sea por una noche a mi lado...
Dragón lunar
01 de Enero 2017 / 22:37

Motivos invernales 01 de Enero 2017 / 22:37
Dragón lunar
         Taller11 de Enero 2017 / 11:25
         Elisa A.

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.