Desde niña visitaba a su padre en Alaska de octubre a marzo. De abril a septiembre volvía con su madre a la Patagonia. Después de años de seguir la misma rutina, en uno de tantos traslados, tuvo que hacer una parada en algún lugar cercano al Ecuador. Aunque ya estaba en el otoño de su vida, ahí descubrió la primavera y el verano, para olvidarse del invierno en el que siempre había vivido.
Chemin de fer
05 de Enero 2017 / 19:32

Doña Frígida 05 de Enero 2017 / 19:32
Chemin de fer
         Taller22 de Enero 2017 / 22:07
         El Vico Escarlata

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.