Cuando la vio por primera vez, solo pensó, emocionado, en la pureza de aquella extensión blanca de granos rutilantes. Pero ahora, mientras los escalofríos lo encorvaban en el piso del aeropuerto, nevaba dentro de él. Y aunque la policía aeroportuaria intentó ayudarlo, los óvulos de droga habían eclosionado. Al descender la nieve suspendida en su estómago lo enterró bajo una fina capa de coca.
Malvadisco
09 de Enero 2017 / 20:49

La primera nevada 09 de Enero 2017 / 20:49
Malvadisco

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.