¡Atención!, ¡urgente!, ¡última hora!: el segundo Diluvio Universal azotó y devastó a la totalidad del planeta Tierra. Sin previo aviso emanado por Dios o por algún organismo meteorológico, llovió torrencialmente durante más de 70 días con sus noches, hasta tal punto que los mares desembocaron en los ríos y escalaron hasta las montañas más empinadas, incluido el Everest. No hubo Arca de Noé, ni trasatlántico ni traspacífico que pudiera salvarse de las aguas.
En consecuencia, nadie puede explicarse por qué esta noticia se ha podido dar.


Solo Michael Phelps, a lo Robinson Crusoe, logró asirse a un poderoso tronco que lo llevó hasta lo más alto.


esleongo
16 de Enero 2017 / 10:01

Desastre 16 de Enero 2017 / 10:01
esleongo
         Pido excusas, favor tener en cuenta esta versión16 de Enero 2017 / 15:29
         esleongo
                  Taller21 de Enero 2017 / 10:43
                  José M. Nuévalos

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.