Estela es rubia, de ojos celestes, cuerpo delgado y armonioso. Y de una voz profunda, directa a la emoción, que la hace muy atractiva a sus setenta años.
Roland posee el máximo encanto que para ella un hombre puede tener: es culto, elegante, francés, y casado. A sus ochenta y dos años, todos inviernos huye de sus anclajes y del frío europeo hacia una hermosa playa del Atlántico sur.
Llevan años de pasión intermitente y desprejuiciada.
Cada final de verano repiten el ritual de despedida: vuelven a ser el uno para el otro una tarde más, y como siempre, por última vez.
Telares
08 de Noviembre 2016 / 14:55

Au revoir 08 de Noviembre 2016 / 14:55
Telares
         Perdón,"todos los inviernos".08 de Noviembre 2016 / 17:06
         Telares
                  Telares09 de Noviembre 2016 / 04:09
                  Charly
                           Gracias, Charly.09 de Noviembre 2016 / 08:56
                           Telares
         Taller (con retraso)25 de Noviembre 2016 / 02:49
         Tequila

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.