Los copos de nieve se acumulaban sobre el sofá, la escarcha cubría el dormitorio y por el pasillo, hacia la cocina, avanzaba un glaciar que congeló el horno. "No soporto este frío", dijiste antes de marcharte. Entonces comenzó el deshielo. Desde los altillos donde guardé tus fotos y tus regalos se despeñaron los torrentes que anegaron el salón y convirtieron la que fue nuestra cama en una barca a la deriva. Pero el sol ha seguido calentando. Sobre la alfombra del salón ha comenzado a brotar el césped y, entre las sábanas, despuntan las primeras margaritas.
Rudolf
20 de Enero 2017 / 04:58

Cambio climático 20 de Enero 2017 / 04:58
Rudolf
         TALLER23 de Enero 2017 / 12:59
         el aguila descalza

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.